La Orientación Antroposófica en la Formación en Medicina Floral

La Formación en Medicina Floral con Orientación Antroposófica apunta a desarrollar las capacidades del terapeuta y a maximizar la eficacia en la clínica.
Se trata de poner la Antroposofía al servicio de la obra de Edward Bach en sus interacciones, es decir, cómo interactúan estos dos aportes en el ámbito de las Flores específicamente.
Fue diseñada para hacerla sencilla y de aplicación práctica basándonos en una elaboración metodológica que nuestra vasta experiencia indica como ineludible, la cual hace amena y eficaz la tarea de enseñanza y aprendizaje.
La Antroposofía amplía y favorece la comprensión de la obra de Edward Bach porque tiene en cuenta lo espiritual en el hombre como lo entendía Bach.
La psiquiatría y la psicología entienden de manera diferente el estado interno del hombre, denominando grosso modo espíritu a lo racional y alma a lo emocional, desvinculándolo de la naturaleza.
Para evitar la separación del hombre de la naturaleza, la antroposofía amplía los dichos de la psicología y colabora en comprender que el espíritu aparentemente se manifiesta en el interior del hombre pero en realidad, forma parte de las cosas y de los procesos sensoriales mismos.
Bach y Steiner coinciden en considerar la vida anímico-espiritual como un todo unificado, lo cual nos ayuda a evitar errores en el diagnóstico de los consultantes.
La investigación que hemos llevado a cabo nos hizo comprender que cualquier abordaje de carácter psicológico en nuestra tarea específica corre el riesgo de quedarse en la empiria si se desvincula de las líneas directrices de la cosmovisión, o bien entiende a los fundamentos de la posición adoptada por Bach como subsidiarios. Cuando escuchamos o leemos que alguien dice, por ejemplo Katz y Kaminski, que Bach a través de la observación sensible de la naturaleza (empiria) y del sufrimiento humano logró correlacionar cada remedio con estados específicos de la mente humana, en realidad leemos que siguen manteniendo a Bach en el marco de lo meramente sensorial o meramente perceptual (subsidiario). La captación de las esencias florales que logra Bach en verdad se produce por un desarrollo alto del pensamiento intuitivo que combina lo sensorial con la intuición (no confundirla con una corazonada). Si realizamos sólo una observación sensible nos quedamos en lo fenomenológico, lo que aparece, lo que se ve, en lo que el paciente floral muestra y cerramos el camino al descubrimiento de la esencia de lo que le sucede.
Bach nos enseña que somos perfectibles, que podemos evolucionar, que podemos alcanzar el desarrollo del Yo Superior, que es aquel aspecto divino de nuestro ser. Cuando Bach nos pide que nos esforcemos sabe que la libertad se consigue y de esta manera nos prepara para que tomemos una actitud activa como terapeutas y como individuos. De este modo dejaremos de ser meros repetidores de fórmulas para alcanzar la autodeterminación de nuestro ser porque en definitiva, que todos nos elevemos es el sueño declarado de Bach.
En esta formación entrenaremos el pensamiento intuitivo, el que potenciará tus capacidades como persona y como terapeuta. Este entrenamiento desarrollará y agudizará tu visión y te permitirá alcanzar la imagen del paciente floral para colaborar con él en el logro de la cura.
.Nuestra dilatada trayectoria nos permite colaborar con el estudiante para realizar la elaboración correspondiente de las dos obras y de llevarla a la práctica.

¿Por qué conviene estudiar la Formación en Medicina Floral con Orientación Antroposófica?

1- Porque ayuda a comprender la obra de Edward Bach:
a- en el concepto de esencia, tanto de las flores como de la naturaleza esencial humana, como de lo social.
b- concepto de salud-enfermedad mediante el estudio de la biografía humana colabora en el autoconocimiento y potencia las posibilidades del terapeuta floral.
2-Ayuda a comprender el concepto de espíritu:
a- espíritu (alma), del Yo superior, de Uno, de intuición.

3-Ayuda a comprender la función del Amor:
a- el servicio fraterno, el amor por uno mismo y el modo de llevarlos a la práctica.

4-Ayuda a comprender la organización cuaternaria de nuestra naturaleza:
a- las influencias en el cuerpo físico, cuerpo vital, cuerpo emocional y en el Yo, de los defectos y de los obstáculos que promueven la enfermedad.
b- Ayuda a distinguir los cuerpos, con lo cual facilita el diagnóstico.

5-Ayuda a comprender la organización ternaria de la persona humana:
a- del querer o la voluntad o el actuar, del sentir o los sentimientos y del pensar en sus distintas variantes.

6-Ayuda a comprender al Bach científico:
a- ayuda a distinguir a Bach del pensamiento místico.
b- ayuda a distinguir el desarrollo de la clarividencia del pensamiento intuitivo.
c- ayuda a comprender la ampliación del criterio dominante en las ciencias naturales.

7-Ayuda a comprender el posicionamiento ético del Terapeuta Floral según Edward Bach

Gabriela Ricciardelli
Dra. H. C. en Medicina Floral
con Orientación Antroposófica